martes, 4 de septiembre de 2012

Solos estamos, y solos estaremos...

Hace poco, me tocó animar a un conocido con un problema. Una es así por naturaleza, ve mal a alguien y corriendo a ayudarle. Aunque no le den ni las gracias. Con lo que me gusta a mí decir esa palabra. Aunque luego ni esa persona ni casi nadie haría lo mismo por mí. Ese día descubrí lo que ya sabía desde hace tiempo: que en el fondo, estamos solos, y siempre lo estaremos. 

Tras vivir ilusiones, amores, fracasos, decepciones, más ilusiones, y muchas cosas más, lo que he aprendido de la vida, es que en el fondo al final siempre estamos solos. Habrá momentos que necesites a una persona, pero esa persona ya no está. Momentos en los que extrañas muchísimo a alguien, pero por circunstancias, sabes que esa persona ya no está ahí. La gente va desapareciendo, las parejas te dejan para luego no preguntar ni un simple qué tal. Hay otras personas que te ilusionan, pero luego te dicen que ya si eso nos volvemos a ver.

Lo bueno de todo, es que aunque gente a la que queremos no está, al final siempre habrá otras personas que sí estén ahí. Son esas personas que están ahí cuando nadie más está, a las que deberíamos valorar más. Dar menos importancia a las personas que quieres pero ya no están, para empezar a valor más a los que de algún modo, sí están. 
Gracias a esas personas que escribiendo esto, aparecen en mi mente.


---
Post escrito a finales de julio, que no pensaba publicar, con lo positiva que soy yo siempre. Pero últimamente el mundo me está enseñando, que lo realista es ser negativo.

2 comentarios: